Zona negra
MAMÁ ESCARLATA
UN HOMBRE-LOBO EN LA FAMILIA
UN VAMPIRO EN CASA: LUCAS MARTEL
Cifras.-
Zona negra
 
Imagen
 
EL PAPA SATÁNICO
Y SU EXTRAÑA FAMILIA
PAPÁ DIABLO
LA SEGUNDA ESPOSA
EL AMIGO INTIMO
UN VAMPIRO EN CASA
MAMÁ ESCARLATA
CRONOLOGIA
LAS HIJAS SATANICAS
Cifras
UN HOMBRE-LOBO EN LA FAMILIA


LAS FUENTES DEL SATANISMO MODERNO
Si el satanismo contemporáneo tiene un padre, más que un Papa, éste es Anton Sandor LaVey, homb de origen incierto aun cuando no faltan las biografías, oficiales y críticas que aporten multiplicidad de datos y anécdotas.
Existen pocos casos en la historia del ocultismo contemporáneo como el de LaVey. Ciertamente no ha sido el primero en gestionar una confesión religiosa -en este caso la "Iglesia de Satán"- como si se tratara de una empresa, pero si el primero en concebirla como "empresa familiar".


PAPÁ DIABLO: ANTON SANDOR LAVEY

El recientemente fallecido Sandor LaVey fue un hombre notable. Todo el satanismo contemporáneo tiene en él su punto de partida. Lo consideramos, no solo el heredero más lúcido de Aleister Crowley el mago y satanista inglés, sino el ocultista contemporáneo más brillante y práctico. Nadie como él, en el último cuarto de siglo, ha sabido explotar tanto y tan bien, su imagen y forjarse una historia oficial que tiene pocos puntos de contacto con su historia real. Por lo demás, LaVey no fue solamente un "showman", especializado en llamar la atención y atraer sobre sí el interés de los medios de comunicación, fue también un teórico que sintetizó puntos de vista muy diversos, creando un cuerpo doctrinal que renovaba y actualizaba el satanismo tradicional (ver recuadro nº 3).
Como la mayoría de ocultistas, LaVey tiene unos orígenes difícilmente explicables. Hasta su misma fecha de nacimiento es discutida. Si los documentos legales dicen que nació el 11 de marzo de 1930, su biografía oficial retrasa la fecha un mes. Los nombres de sus padres difieren igualmente en la biografía oficial (Joseph y Augusta) y en los documetnos legales (Mike y Gertrud). Gustaba decir que sus antepasados procedían de Francia de un pueblo llamado Le Vey y que a los 8 o 9 años vendía licores en San Francisco. Su segunda mujer expandió el rumor de que en su infancia, Anton tenía una vértebra de más, a modo de cola, que fue reabsorvida en su adolescencia. Pero este dato se expandió en un tiempo en que los LaVey basaban su publicidad en la naturaleza de Anton como "diablo reencarnado". El mismo confiesa que en esa época gustaba vestirse de mujer. En 1945, al estallar la paz en Europa, es enviado a Alemania y allí desarrolla su pasión por el cine fantástico y el expresionismo alemán de terror. Hace suya la estética del "Gabinete del Doctor Caligari" y de "Metrópolis", la subyuga el "Doctor Mabusse", pero al regresar a EE.UU. debe ganarse la vida en los espectáculos de street-tease y en el mundo del circo. Tanto las biografías oficiales como los críticos, le reconocen una habilidad especial para amansar a las fieras salvajes y como músico.
Afirma que en 1948 conoció en el nigh-club "Mayan" a una joven bailarina de strip-tease que luego se haría famosa con el nombre de "Marilyn Monroe". La historia carece de rasgos de verosimilitud pero el énfasis puesto por LaVey demuestra que en aquellos años estuvo obsesionado por Marilyn. LaVey, siempre confesó que era un gran fetichista; es indudable que, en aquella época, la que luego sería famosa actriz, era su fetiche. No dudará en enseñar el famoso calendario en el que Marilyn se muestra desnuda, con una dedicatoria personal: "!Cuántas veces me has visto así! Marilyn". En 1973, cuando ya ha fundado la "Iglesia de Satán", organizará una ceremonia de evocación de la actriz en el 11º aniversario de su suicidio. Pero por esa época ya han ocurrido muchas cosas...



KENETH ANGER, EL AMIGO INTIMO

LaVey en sus años de juventud conoció ampliamente el mundo del espectáculo que tanto le serviría para promocionar luego su "Iglesia de Satán". Pero ni sus relaciones en el mundo del circo, ni su conocimiento del submundo de los nigth-clubs le hubieran llevado muy lejos. Kenneth Anger, niño prodigio de Hollywood en aquellas fechas y hombre muy introducido en la magia, se constituirá en su padrino en el ambiente del cine y en mentor espiritual en el mundo de la magia y el satanismo en el que LaVey era casi un profano..
En efecto, en 1951 LaVey mantenía relaciones con Jack Parsons, el principal discípulo americano del mago y satanista inglés, Aleister Crowley. Parsons había estructurado en Berkeley la logia "Agape", que agrupaba a los fieles crowleyanos de California. Parsons alquiló un edificio para instalar su logia y abrió una librería ocultista ante el campus de Berkeley que frecuentaron muchos de los dirigentes de la contracultura radical de los años sesenta.
LaVey fue uno de sus asiduos clientes y la biografía de Crowley le fascinó. Supo que "de mayor" quería ser como el mago inglés: descarado, promiscuo, provocador, venerado, altivo, desmesurado y rodeado de discípulos. En aquellos tiempos, destacaba en los círculos crowleyanos californianos, el cineasta Kenneth Anger. LaVey lo conoció apenas cumplidos los 30 años. En 1954 Anger había empezado a rodar filmes inspirados en Crowley. En 1959 publicó en París "Hollywood-Babilonia" libro sobre las costumbres perversas de la meca del cine. En el 66 inicia la filmación de un film sobre el diablo, pero el principal actor, Boby Beausoleil -luego implicado en la banda de Charles Manson, asesino de la actriz Sharon Tate- huye con los rollos. En el 70 terminará de rodar "Invocation of my Demon Brother", con música de Mick Jagger y LaVey en el papel estelar de diablo. Un año después el film "Lucifer Rising" tendrá una banda sonora compuesta con el discípulo de Crowley, Jimmy Page líder del grupo "Led Zeppelin".
Desde 1961 Anger y el matrimonio LaVey colaboran estrechamente. Aquel puso a disposición de la pareja su extraordinaria librería ocultista y también sus contactos en Hollywood. Anger dió forma a las inquietudes crowleyanas de LaVey y le invitó a las presentaciones de sus filmes. Allí el matrimonio aparecerá revestido de "hábitos satánicos", leotardos rojos, capucha con cuernos y capa negra. De ahí a la fama no hay más que un paso.